4 de mayo, Día de la Madre

Home / Articulos / General / 4 de mayo, Día de la Madre

4 de mayo, Día de la Madre

diamadre_c2cc60545df00ec0984c25b20cc9e4bbEl próximo día 4 de mayo es un día muy especial para todas las familias, no solo porque es domingo y además es el primer domingo de mayo sino precisamente por eso, porque es el primer domingo de mayo y la tradición en España indica que, todos los primeros domingos de mayo se celebre un evento tan importante como es la celebración del día de la madre. Porque nuestra madre es única y es importante, empezando porque nos ha dado la vida, y siguiendo porque tiene un trabajo que ocupa las 24 horas del día.

El otro día vi un vídeo que ofrecían el mejor trabajo del mundo. Era un trabajo donde tenías que tener dedicación plena, donde no podrías dormir, tenías que adaptarste al ritmo de trabajo que llevara la persona que iba a ser tu jefe, hacer todo lo que él o ella quisiera que hicieras, no tener vacaciones, una completa servidumbre, por así decirlo.

Ni que decir cabe que todos los entrevistados estaban anonadados ante lo que escuchaban y muchos de ellos estaban a punto de irse y terminar la entrevista cuando el entrevistador les dijo: ¿Qué le diría si ya hubiera una persona que hiciera ese trabajo, sin ningún tipo de remuneración además? Por supuesto, la pregunta obvia de todos fue: ¿Quién? ¿Conoces la respuesta?

Las madres están ahí siempre, son las personas que más se preocupan por sus hijos y sus parejas y, aunque pasen desapercibidas y muchas veces regañemos porque están demasiado encima de nosotros, la verdad es que, cuando no están, se las echa de menos, se echa de menos el que estén ahí, que puedas acudir a ella cuando algo no está bien.

Por eso, el día de la madre es un día muy importante para todas las personas porque, todos, venimos al mundo a través de una madre, de su vientre y de su vínculo con ellas. ¿No crees que se merecen algo mucho más grande, ese cariño que nunca sacas y que no le demuestras?

En Dolce Love sabemos que muchas personas pueden no ser expresivas, o que muchos consideran que el día de la madre es un día muy comercial. Pues bien, hagámoslo más sentimental. Por eso te proponemos cosas que, a las madres, les encantarán más que cualquier otro tipo de regalo.

  • Pasa tiempo con ella. ¿Te has sentado con ella alguna vez para hablar? A lo mejor en ese momento no te habla pero, ¿y si rompes tú el hielo y empiezas? Quizás te sorprendas de lo que ella sabe sin que tú le hayas dicho nada y de lo sabías que son.
  • Llévala a un lugar que ella quiera estar. Muchas veces las madres se sacrifican por sus hijos y dejan de ir a sitios donde les gustaría ir solo porque los hijos van primero. Pues ahora vamos a hacer las cosas al revés. Llévala a comer, a dar un paseo, a ese lugar que solía ir antes. Haz algo que le guste a ella, no a ti.
  • Ayúdala en todos sus quehaceres. ¿Por qué no darle vacaciones? No hablamos de un día sino de que vea que nos tiene a su lado y que puede contar con nosotros para hacer las cosas. Por eso, ¿y si por un tiempo llevas tú el ritmo de la casa? ¿O es que no eres capaz de hacer lo que una madre hace? No hay excusas, ni siquiera por el trabajo, pues muchas madres también trabajan y son eficientes al 100%. Así que adelante.
  • Demuéstrale tu afecto. No tiene por qué ser con un regalo pero, si es así, procura regalar algo que sea solo para ella y que exprese el amor que realmente le tienes a esa persona. Solo así te podrás sentir bien con lo que le regales sin que se vea demasiado material.
  • Llévala de vacaciones. Sí, porque ella también se merece irse de vacaciones, ¿y si le das esas vacaciones que, a lo mejor, no ha tenido nunca? Hay muchas personas, sobre todo mayores, que se casaron jóvenes y que lo han dado todo por sus hijos pero no han disfrutado de la vida. Pues ya es hora; porque, si lo dejas para más adelante, quizás no tengas tiempo de demostrarlo.

Una madre es algo muy importante en la vida de cualquier persona. Por eso, disfruta del día de la madre al máximo y demuéstrale cuánto la quieres. Ya lo dicen, hay que vivir como si cada día fuera el último, y, con una madre, más aún. Porque, cuando te falte, echarás en falta todo lo que no hiciste con ella.

Leave a Reply

Your email address will not be published.