¿Primer Beso, Beso Robado, Beso Furtivo O Beso De Una Relación Consolidada?

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / ¿Primer Beso, Beso Robado, Beso Furtivo O Beso De Una Relación Consolidada?

¿Primer Beso, Beso Robado, Beso Furtivo O Beso De Una Relación Consolidada?

50_sombras_web_e0a306d7cba128a7d9a54cce9150f244El 6 de Julio se celebró el Día Internacional del Beso, una conmemoración que se remonta al siglo XIX en Gran Bretaña. Los inicios de esta muestra de amor son mucho más antiguos y quizás menos románticos de lo que nos imaginamos, hay muchas teorías sobre cómo comienza la costumbre de besarse pero muchos antropólogos creen que derivó de la forma en que las madres alimentaban a sus hijos, masticando primero la comida, para después pasarla de su boca a la del bebé.

El caso es que, tal y como conocemos el beso hoy en día, además de un saludo, es una muestra de amor entre amigos, familiares o parejas. Para estos últimos, es un vínculo indispensable y termómetro de la relación. Existe una gran diferencia entre el primer beso, un beso robado, un beso furtivo o un beso de una relación consolidada.

Pero ¿cuándo es el mejor momento para dar el primer beso? ¿Cuál es el lugar más apropiado para hacerlo? Según el últimod estudio LoveGeistTM1 de Meetic, los españoles son los europeos más lanzados a la hora de dar el primer beso, mientras que los alemanes los más tímidos. Los hombres siguen tomando la iniciativa, al 72% le parece bien besarse en la primera cita mientras que sólo el 45% de las mujeres lo ven apropiado.

El primer beso…

Pero… en la primera cita, ¿es apropiado dar un beso? El 59 % de los solteros españoles lo ve bien. De hecho los españoles son los más lanzados de Europa a la hora de besar en la primera cita. Sin embargo, la percepción de los hombres y de las mujeres dista bastante, mientras el 72% de los hombres están a favor, sólo lo ve oportuno el 45% de las mujeres. A medida que la edad de la persona es menor, dar un beso en la primera cita está mejor considerado.

El primer beso siempre se guarda entre los recuerdos más especiales. Pero éste no siempre supone una experiencia positiva, resulta complicado saber cuándo es el mejor momento, lugar o entorno para dar el paso para que éste sea un momento inolvidable y, sobre todo, positivo. Sin embargo, no siempre es fácil encontrar el momento y la mejor manera de hacerlo. El primer beso ha de ser espontáneo y sencillo, sin prisas y sintiendo que realmente es el momento.

En cuanto al momento, definitivamente, hay ciertos indicadores que pueden ayudar a determinar cuándo es el momento perfecto para lanzarte a dar ese paso… el lenguaje no verbal de tu pareja, su mirada, su intensidad, observa si con ella recorre tus labios, si sostiene la mirada cuando existen pausas en la conversación; atento a los roces “casuales” de sus manos; observa si no se distancia cuando tú te acercas… y por otro lado, no olvides atender a tus propias sensaciones para determinar si es pronto o tarde; es tu propio cuerpo el que te lo irá pidiendo con más o menos urgencia. Atiende a tus sensaciones y no esperes demasiado por los convencionalismos, porque hay trenes que -como el primer beso- sólo pasan una vez y su importancia radica en que puede marcar el inicio de una increíble historia así que respira profundamente, relájate y ¡¡disfruta de cada segundo de este momento único e irrepetible!!”

Besos con historia

Además de nuestras experiencias personales, hay besos que quedarán grabados para siempre en nuestra mente, aunque nosotros no hayamos sido los protagonistas. Recordamos sobre todo, aquellos besos de la gran pantalla que bien por su emotividad o porque han marcado un antes y un después, están siempre presentes.

  • El primer beso ‘de película’ data de 1896: se trata de un clip de 30 segundos de Thomas Edison titulado El beso.
  • Uno de los besos más tórridos de la historia del cine es el que se dan sobre la arena de la playa el sargento Warden (Burt Lancaster) y la esposa del capitán, Karen Holmes (Deborah Kerr) en De aquí a la eternidad.
  • El beso de Holly Golightly y Paul Varjak (Audrey Hepburn y George Peppard) al final de Desayuno con diamantes. Aunque han pasado más de 50 años, es otra de esas escenas grabadas en el subconsciente colectivo.
  • El Titanic que se acerca a su final, Leonardo DiCaprio (Jake) y Kate Winslet (Rose), Jack le pide a Rose que pierda el miedo y que suba a la proa del barco, con los brazos abiertos y él la besa. Un beso dulce, cálido y romántico que anticipa el dramático final.
  • La Dama y el Vagabundo, tras sorber ambos el mismo espagueti, se encuentran en un beso accidental, pero muy dulce, considerado por muchos como el mejor beso de una película de animación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.