Juguetes para ellos

Home / Articulos / Productos / Juguetes para ellos

Juguetes para ellos

jugguetes_para_ellos_739b263a11fc22bf0631e0270fa6bd80La industria de los juguetes eróticos ha evolucionado mucho más a la hora de satisfacer las necesidades femeninas. Desde que se inventaron los primeros vibradores allá por el siglo XIX, se tomó conciencia de la necesidad de las mujeres de poder satisfacer sus instintos, aunque fuese de manera solitaria. Los hombres siempre lo tuvieron más fácil. Ellos siempre han disfrutado de mayor libertad sexual, y quizás por eso, no necesitaban juguetes ni complementos para completar su vida sexual.

Hoy en día esto ha cambiado. Cada vez existe una mayor variedad de juguetes y artículos eróticos dedicados exclusivamente al placer masculino. Desde originales masturbadores, masajeadores hasta vibradores anales para estimular el punto P. Todo un mundo que merece la pena conocer.

Masturbadores realísticos

Son unos grandes clásicos entre los juguetes masculinos. EL objetivo que tienen estos masturbadores es conseguir la sensación más parecida a las relaciones sexuales reales con otras personas. Por eso, lo hay en forma de vaginas, de bocas e incluso de anos, que intentan imitar la sensación de penetrar cada una de esas partes del cuerpo.

Hay innumerables diseños para estos masturbadores. Los más vendidos son los masturbadores discretos y originales, que consisten en un canal de penetración que imita una vagina, un ano o una boca, y por fuera tienen una forma que nada hace creer que son lo que son. Por ejemplo las vaginas en lata. Por fuera parecen una lata decorativa, y por dentro imitan perfectamente a una vagina. Son muy vendidas precisamente por eso, por lo discretas que son y el poco espacio que ocupan. Otro producto de este tipo, que también es muy vendido, son las linternas, que de la misma manera, aparentemente son linternas, y en su mango, esconden algo más…

De esta clase de masturbadores, existen versiones vibradoras. El diseño, la forma y el objetivo son similares, pero además incorporan un motor de vibración, que añade un aliciente extra a las sensaciones que proporciona. Algunos, no vibran simplemente como si tal, sino que imitan los movimientos de alguna acción en particular, como por ejemplo una felación, y los movimientos correspondientes de la lengua por el glande, o la succión de la boca.

Estimuladores prostáticos

La próstata constituye uno de los puntos erógenos más importantes en el hombre, y a la vez menos explorados. Algunos lo comparan con el famoso punto G femenino, y le llaman Punto P. Algunos tienen forma de pene con una curva perfectamente estudiada para estimular justo la zona prostática. Otros dejan la forma de pene como tal a un lado y tienen un diseño totalmente ergonómico y objetivo para encontrar y estimular el Punto P.

Pueden utilizarse en pareja, aunque también sirven como masturbadores individuales, porque de hecho están diseñados para que no tengan que ser sujetados con la mano.

Son uno de los juguetes masculinos favoritos para las parejas gays. Sin embargo, entre los heterosexuales aún existen muchos tabúes en cuanto a la penetración anal y no tienen tanto éxito.

El gran clásico: Las muñecas hinchables

Son de los juguetes masculinos con más historia. Además llegaron a adquirir un tono jocoso y vulgar entre los que las conocían. Sin embargo, hoy en día, hay marcas que fabrican muñecas, que parecen mujeres reales, con acabados y detalles que resultan más que sorprendentes. Hasta hace poco tiempo solo había “muñecas”. Pero de un tiempo para acá, entre los chicos gays (y entre muchas mujeres) se han hecho muy populares los “muñecos” que incluyen penes que incluso vibran.

Huevos masturbadores de Tenga

Son el último grito en juguetería masculina. Sencillos, económicos y con un diseño que hace las delicias de muchos hombres a la hora de masturbarse o de que su pareja lo haga. Están fabricados en silicona, y su interior tiene acabados en varias texturas diferentes que provocan sensaciones únicas entre los hombres que los prueban. Su presentación en forma de huevo de gallina es muy divertida, y además incorporan una monodosis de lubricante para que la sensación sea completamente placentera.

Anillas para el pene

Las anillas para el pene son, tal y como su nombre indica, unas anillas que se ajustan a la base del pene, y comprimen esa zona, reteniendo la circulación sanguínea en los cuerpos cavernosos. Su mayor utilidad es la de mantener la erección, aunque hay quien también las utiliza para retener la eyaculación. Las más comunes están fabricadas en silicona médica y son elásticas. Existen modelos fabricados en materiales como el cuero y ajustables a diferentes medidas.

Extensiones y fundas

Son complementos para alargar, engrosar o añadir una textura con extra de relieve al pene. Las extensiones suelen estar más orientadas a aumentar el tamaño del miembro, y las hay rígidas y semirígidas, realísticas y texturizadas. Las fundas para el pene suelen estar fabricadas en silicona, son flexibles y ajustables, y suelen perseguir el objetivo de añadir una textura que proporciona un placer extra a la persona que es penetrada.

Además de estos juguetes propiamente masculinos, ellos también pueden beneficiarse de toda la cosmetología erótica, creadas tanto para ellos como para ellas. Los lubricantes son muy importantes cuando se practica la penetración. Los aceites y cremas masajeadoras y el sinfín de complementos como esposas, máscaras, fustas, etc. Aportan una chispa muy caliente a la vida sexual masculina.

Leave a Reply

Your email address will not be published.