Día del beso

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / Día del beso

Día del beso

beso_a1ff8af2d6c8922fc8d1c49ef3b86c7f¿Besos? ¿Quién puede resistirse a los besos? Lo cierto es que los besos son una forma de expresar sentimientos y, también, una forma de obtener muchos beneficios para nuestro cuerpo, por ende, ¿por qué los vamos a evitar?

Si te pones a pensar, los besos es algo con lo que prácticamente naces. Cuando estás en el vientre materno son muchos los que se acerca, te acarician y, por qué no decirlo, también te dan besos.

Cuando das a luz, el primer beso que le da la madre a su bebé es un primer cariño que acompaña a esos niños y niñas durante toda la vida, primero fraternales, después de amor, y es que todos sabemos que es una de las muestras más íntimas de cariño y amor hacia una persona y, como no, también tiene un día en el que se celebra, en todo el mundo además, el 13 de abril, día internacional del beso, que, por supuesto, se celebra por todo lo alto.

El día internacional del beso

El 13 de abril es el día internacional del beso y quizás te estés preguntando por qué el 13, con el número que es (sobre todo para los supersticiosos). Pues bien, tiene una explicación y es que, tal día como ese, se hizo un récord basado en los besos porque… ¿podrías estar besando a tu pareja por más de 46 horas? Así es, esas fueron las horas (que no los minutos o los segundos) que una pareja estuvo besándose constantemente (suponemos que parando solo a respirar pero sin apartarse el uno del otro). Así es que por ese motivo se celebra el día internacional del beso el 13 de abril.

Ahora bien, esta celebración, a pesar de que hablamos de algo que incluye a la pareja, no es tan comercial como el día de San Valentín, al menos por ahora, lo cual permite que aún conserve su pureza y que el objetivo del día del beso sea el dar a conocer a todos los muchos beneficios que tiene besarse, no solo para el físico, sino también para la mente, psicológicamente hablando.

Los beneficios del beso

Un beso es algo que no cuesta dinero y que puede hacer muy feliz a una persona. ¿No lo crees así? De hecho, tiene muchos beneficios que conviene que los conozcas, te hablamos de ellos.

  • Un beso hace mover muchos músculos de la cara, siempre y cuando sea un beso de tornillo, de esos que te dejan las piernas temblando. Pues imagina todo el ejercicio que haces solo en tu rostro y lo bien que te vas a ver con ese tipo de gimnasia. Las arrugas no aparecerán tan temprano y te sentirás más joven, con una piel más elástica y sana.
  • Un beso afecta a tu mentalidad. Te hace sentirte querida, deseada, amada. Así que, ¿por qué vas a evitar algo así? No debes, por lo que siempre debes intentar besar y que te besen para que tu mente se sienta feliz y, con ello, toda tú te sientas así. Y esto también va por los hombres que no nos olvidamos de ellos y sabemos que también tienen su corazoncito y que necesitan amor (aunque no quieran decirlo).
  • Un beso te hace segregar hormonas de la felicidad, entre ellas la oxitocina. Por eso dicen que los besos te pueden hacer volar, porque la sensación es de tal felicidad que una no puede más que disfrutar de este tipo de actividades que, encima, no cuestan nada.
  • Un beso te ayuda en tu sistema inmunológico. ¿No lo creías posible? Pues hemos de decirte que es así, porque ayuda a que tu cuerpo vaya aceptando agentes externos y combatiéndolos aprendiendo así de lo que puede afectarte y respondiendo mucho más rápido. De hecho, hay personas que no se han resfriado debido a los besos (aunque por supuesto tiene que mantenerse sano siempre).
  • Un beso te ayuda con tu sistema respiratorio. Hay personas que no tienen mucho aguante a aguantar la respiración. En un beso la respiración no se aguanta, pero sí se vuelve algo más difícil de controlar y eso hace que, con los besos, te puedas ejercitar para estar en forma al 100%.

Como ves, el beso tiene muchas cosas en las que basarse y con las que convencer a cualquiera de que lo mejor que pueden hacer, en lugar de la guerra, son los besos, que encima no hay que buscarlos por ningún lado.

Así que no te cortes, besa, y besa mucho, como dice una canción, como si fuera esta noche la última vez. Nunca se sabe.

Leave a Reply

Your email address will not be published.