EL GRAN MIEDO MASCULINO: EYACULACIÓN PRECOZ

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / EL GRAN MIEDO MASCULINO: EYACULACIÓN PRECOZ

EL GRAN MIEDO MASCULINO: EYACULACIÓN PRECOZ

Es sabido por muchos, que el hombre suele llegar al orgasmo antes que la mujer. ¿Pero qué ocurre si nunca la mujer puede llegar a la meta antes que su chico?

La eyaculación precoz es una disfunción sexual del reflejo eyaculatorio, que ocurre en la fase de excitación del orgasmo. Es decir, es una falta de control sobre el orgasmo. La mayor parte de las veces, no pueden detenerlo y la eyaculación ocurre antes de lo deseado.

eyaculacion_precoz_80cfdc8b92417c536d38986c027ef393Este es uno de los trastornos sexuales más comunes en el hombre. Casi todos han sufrido alguna eyaculación precoz en su vida. Pero además, entre el 25% y el 40% de la totalidad de la población masculina la sufre de forma recurrente.

Muchos especialistas coinciden en que la eyaculación precoz afecta al bienestar emocional del que la sufre, pero también al de su pareja, ya que muchas veces el final anticipado del acto sexual provoca ansiedad, frustración y sobre todo sentimiento de culpabilidad.

¿Cuáles son las principales causas de la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz puede estar asociada a muchos factores, tanto físicos como psicológicos. Muchos hombres tienden a asociar siempre esta disfunción con un problema físico en su pene o en sus genitales. Y la mayoría de las veces no es así. El problema más común suele estar en la mente, que es la que se encarga de percibir las sensaciones y percepciones y procesar los impulsos sexuales que se produce durante la fase de excitación física y mental. Durante la masturbación la excitación depende mucho de la fantasía creada por los mecanismos mentales. Por eso, al masturbarnos antes que tener relaciones con otras personas, el sistema de autoexcitación lo creamos desde niños. Cuando ese sistema de autoexcitación no se controla como es debido, puede llegar a convertirse en sobreexcitación, y ese, es el principal problema de la eyaculación precoz: la sobreexcitación incontrolada.

También existen causas psicológicas asociadas a complejos, nerviosismo, y situaciones variadas en las que es difícil de canalizar el nivel de excitación.

Incluso algunas causas, como una cierta hipersensibilidad del glande, está asociada con este tipo de falta de canalización. Normalmente no existe ningún problema físico. Simplemente el eyaculador precoz acumula toda la tensión sexual en su pene, provocando que la eyaculación aparezca antes que en hombre que saben llevar toda esa energía repartida en diferentes partes y que tienen un mayor autocontrol.

Entre las causas físicas, podemos encontrar infecciones genitourinarias que hacer retraerse a la uretra y la próstata, alteraciones neurológica, degenerativas, vasculares, e incluso desequilibrios hormonales.

Un problema que puede tratarse

Existen dos tipos de eyaculadores precoces:

  • De tipo primario: sufren esta disfunción desde la adolescencia, y nunca jamás han llegado a tener una relación realmente satisfactoria. La causa más común del tipo primario, son malos hábitos en la masturbación, sobre todo por el hecho de masturbarse compulsivamente, con prisa o falta de privacidad.
  • De tipo secundario: estos hombres si han tenido relaciones satisfactorias, y control eyaculatorio. Sin embargo, por algún motivo traumático, un shock emocional, o un periodo excesivamente largo de inactividad sexual pierden el control de sus eyaculaciones.

Dependiendo del origen de la disfunción y de su grado de gravedad, la eyaculación precoz puede ser tratada, e incluso superada. El tratamiento varía dependiendo del caso: desde terapia de pareja, tratamientos psicológicos para controlar mentalmente el reflejo eyaculatorio y la excitación erótica, y, para los casos más graves, incluso es recomendable el uso de fármaco (siempre prescritos por un médico especializado), o de complementos alimenticios.

La industria erótica también puede ayudar

Nosotros, desde Dolce Love también queremos poner nuestro granito de arena, para que el la sufra, pueda superarla o al menos hacerla más llevadera. Para los casos más grave siempre es aconsejable acudir al médico. Pero en el resto de los casos, podemos hacerte otro tipo de recomendaciones.

Existen artículos eróticos que pueden ayudarte. Por ejemplo hay una amplia gama de cremas retardantes, que tienen un efecto sedante que hace que el nivel de sobreexcitación baje, y el coito pueda durar algo más de tiempo. Con el mismo sistema están creados también preservativos impregnados en este tipo de lociones.

Y también puedes encontrar en el mercado erótico anillas para el pene, que mejoran este problema y también los de impotencia.

Algunos consejos para combatirla

Además de todo lo que hemos expuesto en este post, hay que añadir un consejo fundamental. Las técnicas de tonificación del músculo pubococígeo son muy fructíferas en estos casos. Al igual que los músculos del suelo pélvico con los responsables de la continencia y la incontinencia urinaria, interviene de forma importante en el control de la eyaculación.

El difícil de controlarlo este músculo, y el orgasmo en general, sin embargo, el orgasmo y la eyaculación son dos procesos, relacionados, pero diferentes y separados. La eyaculación ocurre cuando se pierde el control sobre el músculo pubococígeo, que hace que se contraiga la próstata y provoca de esta manera la eyaculación. Por tanto la eyaculación puede controlarse tomando conciencia del grupo muscular del suelo pélvico y tonificándolo.

Lo más importante es tener fuerza de voluntad y no perder la esperanza. Todo esto junto al apoyo de la pareja, puede hacer que la eyaculación precoz deje de ser un problema para ti.

Leave a Reply

Your email address will not be published.