Mejora tu suelo pélvico con ejercicios Kegel

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / Mejora tu suelo pélvico con ejercicios Kegel

Mejora tu suelo pélvico con ejercicios Kegel

kegelUna de las zonas que, hagas el ejercicio que hagas siempre te va a quedar poco en forma si no haces ejercicios específicos, es la zona del suelo pélvico en hombres y en mujeres.

El trabajo que puedes desarrollar en un gimnasio, o el hecho de practicar algún deporte en casa o hacer una serie de actividades puede mejorar tu aspecto físico y dotarte de más elasticidad y una forma física mejor pero, para tratar el suelo pélvico, necesitas ejercicios que se enfoquen en esa zona y, esos, son los de Kegel. ¿Los conoces?

Los ejercicios Kegel

Seguro que has oído hablar mucho de los ejercicios Kegel, una serie de ejercicios que ayudan a aumentar la resistencia y musculatura del suelo pélvico, esa zona que tienes entre las piernas y que es difícil de acceder con otro tipo de actividades. De hecho, los ejercicios Kegel son los más recomendados cuando se tienen pérdidas de orina porque efectivamente mejoran esa zona y hacen que las mujeres, y los hombres, se controlen mucho mejor (además de, entre nosotros, mejoran también las relaciones sexuales al poder utilizar los músculos para estimular a la pareja, sobre todo la mujer al hombre).

Estos ejercicios Kegel se pusieron de moda al ser una tendencia las bolas chinas y empezar a ser recomendadas por muchos ginecólogos para tratar a las mujeres debido a que muchas veces la pérdida de orina se debe a que no hay masa muscular en esa zona y, por tanto, la persona es incapaz de aguantar la orina, no puede porque el músculo no está lo suficientemente fuerte para ello.

Su autor fue el Dr. Arnold Kegel quien, allá por los años 40, los recomendó como una forma de mejorar esa zona y conseguir buenos resultados, más en las mujeres que en los hombres aunque también ellos tienen algunos ejercicios Kegel especializados para su sexo.

De hecho, la combinación entre los ejercicios Kegel y las bolas chinas es lo mejor que puedes tener ya que, uno y otro, te ayudarán a tener un perfecto suelo pélvico en pocos meses. Pero, ¿qué ejercicios Kegel puedes hacer?

Tipos de ejercicios Kegel

Ejercicios Kegel hay muchos que puedas realizar y hay algunos que los puedes hacer en conjunto con el uso de las bolas chinas (que además harán que pases un momento muy placentero) o bien sin ellas. Desde Dolce Love te dejamos algunos que dan muy buenos resultados (aunque eso sí, hay que ser constante y estar varios meses para notar los cambios).

El más tradicional es el de apretar y soltar. ¿Qué haces cuando no puedes orinar? Aprietas para aguantar, ¿verdad que sí? Pues de eso se trata. Cuando puedas, y en series de 5 segundos, aprieta los músculos como si estuvieras reteniendo la orina y suelta. Vuelve a apretar y a soltar a intervalos de cinco segundos y por una serie de 15 veces. Después relájate.

Esto te ayudará a que, si estás orinando, puedas parar la micción sin que se escape nada (de hecho, para ver qué tal estás de musculatura en esa zona es una buena forma de hacerlo).

Debes hacer este ejercicio Kegel por, al menos, cuatro o cinco veces al día e ir aumentando el apretar de cinco segundos hasta que consigas apretar 20 segundos seguidos.

Es uno de los más completos y se puede hacer lento o rápido (sin esperar segundos, para fortalecer los músculos o como ejercicio de calentamiento).

Actualmente la gimnasia hipopresiva es otra de las actividades que se pueden realizar para fortalecer el suelo pélvico pero en este caso sí que requiere de la ayuda de profesionales expertos para poder hacerlos.

Ventajas de los ejercicios Kegel

¿Aún no piensas que esos ejercicios te puedan valer? Pues en realidad tienen muchas ventajas de las cuales deberías reconsiderar tu decisión:

  • Se puede tratar la incontinencia urinaria.
  • Se puede tratar el vaginismo.
  • Se recupera tono muscular vaginal, sobre todo después de un parto.
  • Hay posibilidad de sentir mucho más vaginalmente porque, al estar en forma en esa zona, permite que los nervios también lo estén.
  • Los orgasmos son más intensos.
  • Se consigue una mayor y mejor concentración en los estímulos sexuales vaginales.
  • Se da placer para el hombre en el coito ya que se puede apretar el pene y hacer el camino más estrecho pero más excitante.

Leave a Reply

Your email address will not be published.