Corsets, clases de corsets y moda en Dolce Love

Home / Articulos / Productos / Corsets, clases de corsets y moda en Dolce Love

Corsets, clases de corsets y moda en Dolce Love

corsetUn corset. ¿Sabes lo que es? Los corsets forman parte de la línea de productos de lencería que puedes encontrar en muchos negocios relacionados con los productos eróticos, como es Dolce Love, sus Parafarmacias Eróticas, etc. Pero, ¿qué sabes del corset?

El corset

La palabra corset que puede hacerte evocar muchas imágenes en tu mente (unas más sensuales y otras menos), proviene en realidad de la palabra francesa “cors” que era el diminutivo de cuerpo.

No se sabe mucho sobre el origen del corset porque se pierde en la antigüedad. Se dice que las mujeres en las civilizaciones antiguas lo usaban, como en Grecia, Egipto, Creta, Siria o Roma, pero de una manera diferente a como se usa ahora pues lo que pretendían con el mismo era levantar el busto y hacer de la silueta una forma más fina. También se podían usar para algunos deportes.

Más adelante, en los siglos XVI y XVII el corset tuvo su momento de gloria porque se impuso en todas las mujeres, tanto las de la alta sociedad como las de baja. Todas usaban un corset.

En nuestra época el corset es una prenda que está vinculada como lencería femenina y se ha puesto de moda. Eso sí, no se la recomiendan a cualquier mujer porque los corsets solo sientan bien a ciertas mujeres y por eso hay que tener mucho cuidado, no solo  a la hora de ser objetiva una misma para saber si sienta bien o no, si no también en cuanto a los cuidados de la prenda.

Por ejemplo, los corsets no son la mejor prenda para las personas que están muy rellenitas porque, al comprimir, puede ser que se vea por detrás una zona demasiado extraña y además hacer que tu figura quede muy rara a la hora de ponértelo.

Los tipos de corsets

Actualmente existen muchos tipos de corsets que pueden llamarte la atención. Te comentamos sobre cada uno de ellos:

  • Corset tradicional. Es el corset de toda la vida, el que puedes pensar que cubre la cintura, el vientre y el pecho. Los hay más subidos y menos subidos pero este tipo de corsets siempre cubrirán, de alguna manera, la zona del busto. Son corsets que se pueden llevar fácilmente como prenda de vestir (con unos pantalones o una falda quedan bien y no aparentas que realmente llevas una prenda de lencería) pero, si quieres utilizarla para seducir a tu pareja, lo conseguirás si vistes solo el corset y algunas braguitas.
  • Corsets cinturón. Este tipo de corsets son mucho más pequeños y se centran únicamente en una parte del cuerpo que es la cintura. De hecho, es como si llevaras un cinturón pero bastante ancho, en la cintura. No llega a ser incómodo pero, si nunca has tenido una presión en esa zona, puede ser un poco molesto hasta que te acostumbres al mismo.
  • Por debajo del busto. Este corset es muy parecido al primero del que te hemos hablado porque realmente es casi igual de grande. La diferencia estriba en el hecho de que los pechos no se cubren sino que el corset llega por debajo de los mismos. Se utiliza para dejar libres los senos (algunos pueden considerar que también lo levanta pero esto es relativo).

Los corsets están hechos de muchos materiales diferentes que son más o menos cómodos. Hay algunos que tienen varillas metálicas (son los de mejor calidad) pero también son los más difíciles de soportar. De hecho, si estás pensando en comprarte un corset, has de tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No lo aprietes demasiado. Si ves que no puedes respirar, afloja, igual que si te pruebas una talla y solo apretando mucho logras entrar. Es mejor empezar poco a usarlo y no entallarlo en exceso, más que nada porque eso solo hará que te salgan “michelines” en otras zonas.
  • No lo uses todo el tiempo. El cuerpo necesita descansar así que, al principio, solo podrás llevarlo unas horas. Ha de acostumbrarse a estar tan presionado además de que no es bueno esto (por ejemplo después de comer).
  • Si ves que el pecho sale demasiado, tampoco es el corset correcto. Aunque puedas pensar que así seducirás más a tu pareja, llega a ser algo antiestético (pues es como si te hubieras metido en el corset a la fuerza.

Si quieres comprar un corset y además dejarte asesorar, pregunta a Dolce Love, seguro que podemos ayudarte para que tu compra sea todo un éxito.

Leave a Reply

Your email address will not be published.