Las Feromonas, esas sustancias excitadoras

Home / Articulos / Productos / Las Feromonas, esas sustancias excitadoras

Las Feromonas, esas sustancias excitadoras

feromonas_fcb029e60826836e0008c020d37b1fc7Seguro que has oído hablar de las feromonas que
tienen algunos perfumes y te has preguntado si realmente funcionan, si son como dicen, que atraen a las personas del sexo contrario, o incluso del mismo sexo. A lo mejor las has probado pero no has notado nada del otro mundo, o quizá sí. ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Las feromonas

Las feromonas son sustancias químicas naturales que segrega cualquier planta, animal y, por supuesto, los seres humanos. El problema es que quizás no te das cuenta de ello pero, para que te hagas una idea, el olor que desprenden las plantas hace que, para otros, sean muy adictivas y quieran acercarse (por ejemplo los insectos). Pues las feromonas actúan de igual forma en las personas, es una forma de atraer a otras por el olfato que, aunque no te des cuenta, te condiciona.

En el caso de los humanos, que por si no lo sabías también segregamos feromonas de manera natural, se hace mediante el sudor. Sí, lo sabemos, no es algo que guste mucho porque no nos gusta sudar y oler mal. Por eso usamos desodorante pero, ¿sabías que ese desodorante lo que hace es obstruir los poros y las feromonas no salen? Eso es lo que ocurre cuando se es muy limpio, que al final las feromonas naturales se pierden.

Junto a ello tenemos el hecho de que nuestro cuerpo exuda feromonas pero, cada vez, en menor cantidad, lo cual, unido al hecho de que actúan en muy poco tiempo, hace que tu esencia de ser atractiva (o atractivo) sea limitado. Eso si no usas feromonas a través de los perfumes.

Los perfumes, todos ellos, utilizan un tanto por ciento de feromonas. Si coges cualquier bote de producto te van a aparecer aunque con un nombre científico lo cual hace algo más difícil distinguirlas.

Pero para que puedas hacerlo, aunque existen más de cincuenta tipos diferentes de feromonas, las más utilizadas son las siguientes:

  • Androstenol. Es una feromona que se encuentra en el sudor y se asocia con la juventud. Esta feromona tiene su máximo esplendor cuando cumplimos los 20 años y después empieza a perderse (quizás porque la juventid la vamos perdiendo). Eso sí, aquellos que la llevan dicen que influye sobre las impresiones y la valoración de otras personas así que no está de más tener un poquito de ella encima.
  • Androstenona. Es una feromona que envía fuerza, dominio. De hecho los que más la segregan son los hombres que es lo que atrae a las mujeres. Es por eso que casi todos los perfumes de feromonas de hombre llevan este tipo de sustancia para ayudar a atraer a las mujeres (y rechazar a los hombres al mismo tiempo).
  • Copulinas. Son ácidos grasos de diferente tipo que se encuentran en las mujeres, sobre todo en la zona vaginal. Para los hombres ofrece un efecto relajante pero también una atracción notable para ellos puesto que, al segregarse solo cuando una mujer está en el periodo fértil, los hombres, por su instinto, se sienten atraídos hacia esas personas.

¿Cómo funcionan las feromonas?

Si siempre te has preguntado cómo funcionan las feromonas aquí te lo explicamos.

Como sabes, antes de inventarse los perfumes las personas no utilizaban nada para ocultar su olor corporal y aún así tenían éxito a la hora de conseguir una mujer o un hombre. ¿Por qué? Porque actuaban las feromonas ya que, la secreción de las mismas, es algo natural y lo que puede hacer que se atraiga a la persona del sexo contrario.

Eso sí, las feromonas en realidad no tienen olor, no vas a saber a qué huelen porque solo un órgano, el vómero nasal, que está en la parte trasera de la nariz, las detecta y envía una señal al cerebro para que se acerque a esa persona, para empezar a sentirse atraído por él o ella.

Si decides usar perfumes con feromonas no es que vayas a cambiar de la noche a la mañana. Requiere su tiempo al principio pero sí podemos decirte que algunas personas con las que te cruces van a reaccionar de una manera más frecuente que si no lo llevaras. No es algo mágico, no es un perfume para hacer que caigan todos a tus pies ni mucho menos pero sí te va a ayudar a que se fijen en ti. El resto, es cosa tuya. Así que ya sabes, a probar (y cada perfume puede tener reacciones diferentes puesto que has de encontrar el tuyo propio, a veces uno no hace el mismo efecto que otro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.