Dolce Love con el Día Internacional de la Mujer

Home / Articulos / General / Dolce Love con el Día Internacional de la Mujer

Dolce Love con el Día Internacional de la Mujer

women_day_web_f3abcc9a801670d2be721e228a8f4c3bUn año más, llega el 8 de marzo y asociaciones, instituciones, ONG’s y todo tipo de colectivos, conmemoran el Día Internacional de la Mujer. Esta fecha simboliza la lucha de la mujer por conseguir la igualdad social, la participación igualitaria en la sociedad con respecto al hombre, y la consecución del respeto a sus derechos. Cada año, el 8 de marzo, es el día de todas las mujeres del mundo, esas que a pesar de los tiempos que corren, siguen viviendo en desventaja.

Como cada año, esta fecha trae consigo un lema, un tema en el que concentrar las fuerzas reivindicativas en este día. Y entre los muchos temas a solucionar entre el colectivo femenino, este año le toca el turno a la tristemente siempre de actualidad Violencia de Género. “Una promesa es una promesa: Momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres”.

Aquel primer 8 de marzo

La primera lucha de las mujeres relacionadas con este día, fueron los movimientos por la igualdad laboral. Por eso, a este día también se le conoce como “El día de la Mujer Trabajadora”.

La primera vez que se celebró el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, fue el 19 de marzo de 1911. Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza celebraron mítines políticos donde exigieron el derecho al voto femenino, la igualdad social, el derecho al trabajo, la formación y la no discriminación laboral.

Sin embargo, fue la revolución de octubre el Rusia, donde se consolidó la conmemoración. La Comisaria del Pueblo para la Asistencia Pública logró que se legalizara el divorcio y el aborto. El logro conseguido se consideró tan importante, que la Unión Soviética declaró festiva esa fecha, aunque laboral, y le puso el nombre de “Día Internacional de la mujer Trabajadora”. Fue el 8 de marzo de 1917, y desde entonces, poco a poco, el resto de países fueron uniéndose a la celebración. En España en concreto, se celebra desde el año 1936.

La ONU por su parte se unió a la celebración el 8 de marzo de 1975, englobando en esta fecha la lucha por todos los asuntos relacionados con la mujer, y en el centenario de la conmemoración, el 8 de marzo de 2011, la ONU creó la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer, más conocida como ONU Mujeres.

El Día Internacional de la Mujer en 2013

Aunque el 8 de marzo es una “celebración” internacional, el éxito reivindicativo de esta fecha llegará cuando nadie tenga que recordar el objetivo de esta fecha. Si este día sigue siendo una fecha marcada en el calendario, es porque aún queda mucho por solucionar, una lucha larga para alcanzar los objetivos que se han ido planteando desde el 19 de marzo del 1911.

En lo laboral, las mujeres siguen sin alcanzar la igualdad entre los altos cargos. Aún es habitual que entre un hombre y una mujer en el mismo puesto, sea ella la que cobre menos. Se han conseguido leyes, como las de “paridad” en los entornos políticos, que se cumplen más por imagen que por convicción.

Las mujeres siguen siendo más vulnerables en el entorno laboral. Son muchas aun las que son despedidas cuando se quedan embarazadas, o aquellas a las que no les ponen nada fácil la conciliación familiar en el entorno laboral. Vivimos aun en una sociedad que no sabe agradecer, cuidar ni respetar al vientre de la humanidad.

Si existe un grave problema, que en vez de erradicarse, se sigue agravando con el tiempo, es el de la violencia de género. Son demasiadas las mujeres que siguen muriendo a manos de sus parejas o exparejas. Cada año las cifras vuelven a sorprender de manera brutal con esta lacra que afecta tanto a países desarrollados como subdesarrollados. Sigue existiendo un vació enorme en cuanto a la protección de las mujeres maltratadas y en cuanto a las medidas de prevención en casos denunciados. Además, se trata de un problema endémico, con una clara raís cultural y educacional. Algo falla en el sistema educativo y en la cultura social, para que los celos, la posesión, y el maltrato sigan apoderándose de la vida de inocentes mujeres que no supieron elegir al hombre adecuado.

Por eso, este año, una vez más, la violencia de género se convierte en protagonista de los actos conmemorativos, y el lema oficial en este 2013, es “Una promesa es una promesa: Momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres”

El 8 de marzo es una lucha oficial, pero el éxito comienza desde la acción individual. Contribuye a una mejor educación, toma las decisiones adecuadas, denuncia los casos que te rodeen. No permitas que te pongan una mano encima, y corta por lo sano cuando la relación tome el camino de la agresividad, nunca tiene arreglo. Solo empezando por una misma, el objetivo del 8 de marzo podrá extenderse al resto de la sociedad. Lucha el 8 de marzo, lucha todos los días.

Leave a Reply

Your email address will not be published.