Historia del preservativo

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / Historia del preservativo

Historia del preservativo

preservativo_22993e556e0ed5dc3db01b8903e5c779Es el metodo anticonceptivo mas utilizado en nuestros días. Casi confiere un 100% de seguridad al mantener todo tipo de relaciones sexuales.

El preservativo, como el vibrador, tiene también mucha historia y es algo que nos ha acompañado por muchos años aunque en realidad lo que ahora conocemos por preservativo o condón no tiene tanto que ver con lo que se usaba antaño.

Por eso, vamos a darle un repaso a la historia del preservativo para que sepas la evolución que ha tenido lugar.

La historia de esa goma para el pene

El preservativo no es algo que haya nacido hace poco, en realidad ya se venía usando desde hace mucho tiempo, desde el 1000 a.C, así que, como verás, tiene una historia muy larga aunque cuando verdaderamente empezó a usarse fue más en 1880.

Pero sigamos por partes.

Los primeros preservativos eran muy rudimentarios, tanto que, en realidad,eran tripas de animal que se utilizaban para conseguir mayor calor corporal y mejorar las sensaciones pero no servía de ningún modo para evitar los embarazos, más que nada porque la punta era abierta, o bien se ataba la punta pero no protegía bien.

Más adelante las tripas de animales se sustituyeron por fundas de tela o vejigas de pescado o cabra para proteger de los embarazos (sobre todo porque las personas captaron bastante rápido la relación entre el sexo y los niños).

Si seguimos el desarrollo de los preservativos llegamos a los siglos XVI, XVII y XVIII con unos preservativos que se pueden ver en el Museo Británico de Londres y que corresponden a un tipo de preservativo muy fino, prácticamente de igual calidad que los que ahora se fabrican de látex, solo que, en este caso, estaban hechos con intestinos de animales y eran cosidos por una extremidad mientras que tenían una cinta en la otra parte para que se ajustaran a la herramienta del hombre. Destaca quizás el tamaño de los preservativos ya que, comparados con los que ahora se ofrecen, eran menos anchos.

Según se ha investigado, esos preservativos, al estar hechos a meno, eran muy caros y los hombres tendían a usarlos varias veces (suponemos que lavándolos o algo así).

A finales del siglo XIX fue cuando se comenzaron a ver los preservativos que más se parecen a los actuales fabricados de látex indio y mucho mejores y más efectivos. De hecho, estos preservativos comenzaron a venderse en las farmacias (antes era más difícil de encontrarlos y seguramente eran más rudimentarios). Pero no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, cuando realmente empezaron a venderse y a no ser tan perseguidos (pues antes estaban prohibidos, suponemos que porque atentaban a la naturaleza de Dios).

A nivel de fabricación, debemos decir que los primeros condones de látex se empezaron a fabricar en 1932 por la marca Durex en Londres y ahora mismo es una de las más aclamadas y conocidas en condones, no solo en los tradicionales sino en otras muchas variedades.

En otros países también se crearon empresas que empezaron a fabricar los condones como por ejemplo Norteamérica en el sigo XIX, en Australia en 1890, Japón en 1934, etc.

El preservativo en Europa

El preservativo en Europa se le conoce al menos desde el siglo XVI cuando el anatomista Gabriel Fallopio lo describió en una de sus obras en 1564 como forma de prevención de las enfermedades venéreas. De hecho el primer preservativo que se usó en Europa fue en el siglo XVIII, uno de lino o seda que era bastante incómodo y poco seguro pero que hacía las veces de protección.

Más adelante, en el siglo XIX fue cuando empezaron a usarse preservativos de caucho que venían de Estados Unidos y que significaron una gran diferencia, no solo por el precio, sino también por la efectividad de los mismos.

En España también entró el preservativo entre las parejas y entre aquellos más libertinos. Se conocen algunos lugares donde se especializaban en estos condones y donde podías ir a comprar aunque éstos se solían mantener más en secreto debido a que no eran tan bien vistos.

Hoy en día sin embargo se sabe que un preservativo es una de las formas más seguras de evitar enfermedades o el embarazo. No es al 100%, por supuesto, pero al menos protege más y debido al desarrollo a la hora de fabricarlos, mantener relaciones sexuales con preservativo o sin él es exactamente igual, es decir, que no hay diferencia entre usarlo y no usarlo. Por eso, desde Dolce Love te proponemos que, siempre que puedas, lo uses, para protección tuya y de tu pareja. No lo olvides.

Leave a Reply

Your email address will not be published.