¿De Qué Están Hechos Los Juguetes Eróticos?

Home / Articulos / Productos / ¿De Qué Están Hechos Los Juguetes Eróticos?

¿De Qué Están Hechos Los Juguetes Eróticos?

sex-toys_81418011f95c6c97f1233c91c9eb08e7Quizás pienses que este dato no es algo que deba importante cuando te abandonas al placer con uno de tus juguetes. Sin embargo, te equivocas, porque sin ir más lejos, saber de qué material está hecho nuestro aparatito es esencial para saber que cuidados especiales ofrecerle, de qué manera lavarlo de forma óptima, o de qué manera usarlo.

Aunque los juguetes eróticos están hechos de materiales muy diferentes, o incluso algunos se fabrican en un conglomerado de varios materiales diferentes, podemos resumirlo en grandes grupos.

Látex, todo un clásico

El látex es un derivado del caucho, mezclado con agua. Un material vegetal que contiene proteínas de origen natural, y otros compuestos como azúcar, ciertas resinas e incluso grasas.

Es una materia prima muy utilizada en la industria para fabricar innumerables objetos, muchos de ellos de uso sanitario.

Y es que el látex es un material muy flexible, elástico y suave. Por eso es muy utilizado en la fabricación de juguetes y productos del sector erótico, ya que posee las características necesarias para imitar casi a la perfección al miembro viril: es duro, aunque su flexibilidad lo hace manejable.

Puede utilizarse con casi todos los lubricantes comerciales hechos con base acuosa o base de silicona, sin que con ello se dañe su superficie. Sin embargo el látex no admite otras medidas de lubricación grasa como la vaselina o los aceites de diferentes tipos.

Una de las desventajas del látex es que es un material poroso, y eso le hace absorber humedad y microorganismos, que hace que extremar la higiene sea algo necesario a la hora de utilizar juguetes fabricados en látex. Para limpiarlo es suficiente agua y jabón, aunque lo más recomendable es utilizar un spray o gel limpiador de juguetes eróticos, con agentes antibacterianos. Para conservarlos mientras no se utilizan, lo más ideal es guardarlos en una funda individual, aislados de la humedad y de fuentes de calor o suciedad.

Otro de los inconvenientes del látex es que, como mucha gente sabe por los preservativos, causa alergias en determinadas personas. Normalmente provoca reacciones dérmicas leves, aunque muy incómodas, y en ocasiones, al igual que cualquier otra alergia, puede provocar una reacción anafiláctica e incluso la muerte. Por eso, ante la más mínima duda de padecer alergia al látex, es mejor no utilizar los juguetes fabricados a base del mismo.

Plásticos y sus derivados

Estos compuestos suelen ser utilizados por su maleabilidad y bajo coste. Algunos derivados son muy apropiados e higiénicos. Pero otros, son utilizados incluso de forma ilegal y resultan tóxicos a corto y/o largo plazo.

Uno de los grupos de plásticos más utilizados son los elastómeros o cauchos termoplásticos, también conocidos como Plástico TPR. Este compuesto fue desarrollado a partir de los años 50 como alternativa al látex, y sus características son similares al mismo, aunque de origen sintético. Desde entonces, la composición del mismo ha mejorado notablemente y se ha convertido en una materia prima muy utilizada.

Entre sus virtudes se encuentra su gran elasticidad, resistente a la deformación, al calor y a los golpes. Además se tiñe fácilmente, ofreciendo la posibilidad de crear con él coloridos diseños.

En la fabricación de juguetes eróticos también se utilizan los Plásticos ABS o Acrilonitrilo Butadieno Estireno. Se trata de un plástico muy resistente que permanece intacto durante mucho tiempo. Se utiliza para ingeniería y su producción es bastante costosa. Por eso, a pesar de sus grandes virtudes, el sector erótico no los utiliza demasiado, porque encarece mucho el producto.

Silicona Médica

Es uno de los materiales más apreciados en juguetería erótica. Aunque se consiga con procesos químicos, su composición se conforma de elementos muy abundantes en la naturaleza: silicio combinado con carbono, hidrógeno y oxígeno.

Sus características lo hacen muy apropiado para la industria de la que hablamos: la silicona es flexible, impermeable, antiadherente, no es tóxica y no reacciona ante ningún químico. Además es muy resistente a las temperaturas extremas. Todo ello hace que la durabilidad de la misma sea muy alta.

Es muy utilizada como base de productos de higiene como el champú, geles, o cremas. También tiene muchas utilidades médicas como prótesis mamarias, suturas moldes quirúrgicos, etc.

La silicona tiene la virtud de ser uno de los pocos materiales hipoalergénicos que existen. Además es muy higiénica y fácil de limpiar. Al no ser porosa, no absorbe humedad ni microorganismos, por lo que puede limpiarse simplemente con agua y jabón. Aun así, si quieres esterilizar tus juguetes y librarlos de toda posible bacteria, puedes incluso hervirlos.

Lo mejor de la silicona es que su acabado es muy suave, y flexible, además adquiere rápidamente la temperatura de la piel. Por eso y todas las características anteriormente citadas es uno de los materiales más utilizados en la fabricación de juguetes eróticos. Y también de los más recomendados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.