¿Qué diferencia a una asesora tuppersex buena de las demás?

Home / Articulos / ¿Qué diferencia a una asesora tuppersex buena de las demás?

¿Qué diferencia a una asesora tuppersex buena de las demás?

Tener un trabajo extra que no te lleve mucho tiempo y que te permita ganar un dinero para tus caprichos no es una tontería, todo el mundo querría uno. Y cuando apareció el boom de las reuniones tuppersex, el trabajo de una asesora tuppersex era el sueño toda persona, principalmente mujeres que lo compaginaban con su hogar o con otros trabajos. 

Sin embargo, ya ha pasado tiempo, muchos han quedado en el camino, y otros han seguido y mantienen una gran experiencia en el sector. Pero, ¿qué es lo que diferencia a una asesora tuppersex buena de otra “normal”? 

La ‘formación’ de una asesora tuppersex

 

No te vamos a engañar. Para ser asesora tuppersex no necesitas comprar un curso, ni hacerlos. Tampoco un título, ni aprenderte un temario. Lo único que necesitas es conocer sobre el tema y ser capaz de transmitir ese conocimiento a otras personas. 

Pero, como ocurre con todo, hay que reciclarse a menudo. Los estudios, investigaciones y descubrimientos también afectan al ámbito sexual y hay que estar enterada de todo. 

¿Quieres eso decir que cualquiera puede ser asesora tuppersex si le gusta el sexo? No, para ser una buena y mantenerte en el tiempo ganando un dinerito a fin de mes, necesitas: 

  • Tener constancia aprendiendo sobre sexualidad y aplicándolo en tus reuniones para amoldar tu conocimiento al tipo de cliente que tengas. 
  • Estar enterada de las novedades que surjan: estudios, juguetes eróticos, mejoras, beneficios… 
  • Destilar pasión por el tema. Es la mejor forma de hacer que otras personas que te escuchan se sientan igual de curiosas y con ganas de saber más. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.