El Tamaño De Verdad Que No Importa Si Sabes Cómo…

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / El Tamaño De Verdad Que No Importa Si Sabes Cómo…

El Tamaño De Verdad Que No Importa Si Sabes Cómo…

size_matter_not_web_88aca1425f0323f85b296acf2d09e6b9El tópico que los chicos no se terminan de creer “el tamaño no importa” tiene su base científica y es que según el libro Historia íntima del pene su autor nos revela como existen numerosas diferencias y variaciones en el pene dependiendo del hombre. Los penes pueden ser de diferente tamaño, forma, coloración e incluso pueden tener diferente el ángulo de erección.

A pesar de que haya estudios que aseguran que la mujer puede conseguir orgasmos con más facilidad con hombres que poseen miembros más grandes, la realidad no es tan simple, ya que al igual que la anatomía masculina la femenina también tiene muchas variantes , y lo que es verdaderamente importante es encajar y tener compenetración con tu pareja.

El tamaño del pene es totalmente subjetivo, más que el tamaño físico de lo que depende la satisfacción de una mujer es la compenetración, el cariño del momento, los juegos sexuales y que la postura que utilicéis sea la adecuada.

La clave es adaptarse

Según los expertos la parte de la vagina con más terminaciones nerviosas y por lo tanto la que más siente el placer se encuentra en el primer tercio, es decir los tres o cuatro primeros centímetros. Por lo tanto, por muy pequeño que sea el pene de tu pareja si se trata de conseguir placer estrictamente con este tamaño bastaría.

La vagina tiene diferentes formas y tamaños pero lo más importante es que es perfectamente adaptable gracias a sus paredes elásticas. El tamaño normal de la vagina va desde los 8 a los 13 centímetros pero cuando se excita puede ensancharse hasta los 23 centímetros. La preocupación de que sea demasiado pequeña o demasiado grande para tener relaciones sexuales, es una creencia errónea. Ni se ensancha con los partos ni con la edad, los genitales femeninos gracias a las paredes elásticas se adapta perfectamente a todos los tamaños.

La importancia del precalentamiento

Sexólogos y expertos en salud sexual siempre recomiendan entrenar nuestro cuerpo y prepararlo para el acto sexual con nuestra pareja sea cual sea su talla. Se pueden realizar ejercicios Kegel o utilizar bolas chinas para fortalecer el suelo pélvico de manera que atrape mejor al pene. Además también podéis experimentar con diferentes juegos sexuales para descubrir que os gusta a ti y a tu pareja para estar más compenetrados.

Posturas para todos los tamaños

  1. Si tu pareja tiene un pene XXL, al contrario de lo que nos quiera hacer ver la industria del porno, siempre un pene que es demasiado grande puede hacerte gritar más de dolor que de placer. Por eso son muy importantes los preliminares, una buena lubricación y estimular el punto G. Estudios han revelado que las mujeres que experimentan un orgasmo gracias a este punto el umbral del dolor sube. La postura más recomendada si tu chico está bien dotado es “cowgirl de espaldas”. Además si dedicáis más de 20 minutos a los preliminares y usáis un buen lubricante no tiene porqué molestar en ningún caso.
  2. Si es largo y delgado, tiene a su favor que es más flexible y que es perfecto para estimular los fórnices anteriores, una zona ubicada cinco centímetros más arriba del punto G y que tiene aún más terminaciones nerviosas. Estimular este punto te prepara para el sexo en 10 segundo, como lo oyes! La mejor postura para vosotros es en la que la chica está encima, así podrás controlar la profundidad de la penetración, y podrás marcar el ritmo. Si aprietas los músculos pélvicos aumentarás la fricción obteniendo mayor placer.
  3. Si el pene es más delgado de lo normal tampoco hay porqué preocuparse, ya que la vagina se moldea a todos los tamaños y se puede ejercitar para que se adapte perfectamente al tamaño del pene de tu chico. La técnica de alineamiento coital es la postura más adecuada ya que aumenta la capacidad de conseguir un orgasmo hasta el 70% durante la penetración. Podéis empezar por el misionero y luego te deslizas hasta que sus hombros estén por encima de los tuyos, así el rozará contra el hueso púbico. Si queréis además tener un extra de fricción podéis usar condones estriados.
  4. i el pene de tu chico es más bien ancho y no muy largo, notarás más movimiento vaginal durante la penetración y habrá más estimulación del clítoris y del primer tercio vaginal. Pero si es excesivamente ancho puede molestar y hacer presión en el perineo, para disminuir las molestias es aconsejable dedicar más tiempo a los preliminares y ser generosos con el lubricante. La postura perfecta para este tipo de pene es la del perrito, con esta postura conseguiréis mayor penetración que con un pene de mayor tamaño sería incluso dolorosa.

Ahora lo que menos importa en los momentos íntimos con tu pareja es el tamaño, lo realmente importante son las sensaciones que tengáis, la compenetración y la pasión.

Leave a Reply

Your email address will not be published.