Disfrázate Y Cumple Tus Fantasías Sexuales

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / Disfrázate Y Cumple Tus Fantasías Sexuales

Disfrázate Y Cumple Tus Fantasías Sexuales

disfraz_pussycat_web_21eee2a75534bbf48a69604ab8a2b7a1En este Blog nunca hemos hablado de disfraces eróticos y ya va siendo hora. En las maletas de Dolce Love viaja mucha vestimenta de este tipo, y es importante que sepáis lo que se puede llegar a conseguir con estas prendas.

Para empezar, meterse en la piel de cualquier personaje deseado puede ser una medicina infalible contra la rutina, que toda pareja debe probar. Los años pesan, y el aburrimiento mata, por eso, lo ideal es que al menos en alguna ocasión, busques prácticas tan sencillas como convertirte en una sexy gatita o vestirte de la típica enfermera con toque muy erótico.

A veces el simple gesto de disfrazarse puede ser un buen revulsivo. No es necesario buscar estrambóticas aventuras sexuales para devolver la chispa a la pareja. Busca tu personaje y ¡Disfrázate!

Palabra de sexólogo.

Disfrazarse puede ser un juego inocente pero muy picarón, y desde luego, infalibles contra la rutina. Ofrecen un sinfín de oportunidades para experimentar roles en la pareja. Un disfraz erótico pone ese toque de aventura, de novedad y de sensualidad que necesita una pareja de larga duración…. Y la mejor tela, es la imaginación. Los sexólogos aconsejan disfrazarse de vez en cuando como una práctica sexual sana que ayuda a alejarse de la monotonía.

No te estamos hablando de nada nuevo.

Y es que los disfraces con fines eróticos se usan desde siempre. Uno de los objetos eróticos más deseados son las máscaras. Por ejemplo las venecianas, se utilizaban con fines de cortejo desde tiempos inmemoriales. El antifaz es otro de los símbolos eróticos que permiten esconder la verdadera personalidad poniendo barreras a la mirada. El secreto del éxito del disfraz en la vida sexual, es que nos permite ser y actuar como nunca somos ni actuamos, y eso es bastante liberador. Ser quién siempre se ha querido ser es muy fácil tras una máscara o un disfraz, y desempeñar otro rol o un papel que nos atrae, muy sencillo gracias a ellos.

¡Pierde la vergüenza!

Libérate, olvídate de los prejuicios, y disfruta libremente del personaje que has elegido, solo de esa manera podrás beneficiarte de las virtudes de convertirte en otra u otro. Deja a un lado las costumbres, o la educación y conviértete en tu opuesto, en alguien diferente, en tu yo más sexy. Puede que en tu día a día no sea posible, pero en la cama, tú pones los límites.

¿De qué te gusta disfrazarte?

Psicólogos y expertos en materia sexual dicen que es bastante significativo el disfraz que elijas. Muchas chicas disfrutan con disfraces eróticos de animales: gatitas, tigresas, panteras, conejitas… disfrazarse de animal expresa un deseo de volver a los orígenes primitivos del hombre. Y eso en sexualidad no es difícil de entender… el sexo es de lo más animal que conserva el hombre en su forma de vida. Otros disfraces como los de determinados perfiles profesionales, reflejan el deseo de ser la mujer o el hombre centro de atención en determinados ámbitos sociales, como por ejemplo en centro de trabajo. Ellas se visten de enfermeras sexy, de “porno chachas”, de azafatas de altos vuelos y grandes escotes, y ellos de profesionales de la seguridad, como bomberos, policías, o ejecutivos fatales.

Volver a la juventud.

Vestirse de niña o de colegiala, aparentar menos edad o mezclar ternura, ingenuidad y sexualidad es uno de las fantasías más repetidas. Estudiantes, becarios… todos son un intento de volver a la juventud la etapa más atractiva sexualmente hablando. Además, tomar este rol de alguien ingenuo abre las puertas a que el otro miembro de la pareja para que domine la situación y demuestre y se enorgullezca de su experiencia.

El efecto uniforme.

Es algo que encanta a las mujeres. Como hemos dicho antes, los policías, bomberos, vigilantes de seguridad, guardaespaldas y demás, reflejan la atracción por el macho dominante.

El disfraz erótico, el que despierta el deseo.

Aunque existen muchos tópicos en el mercado de los disfraces eróticos, un verdadero disfraz de este tipo es el que hace a la persona más atractiva y la convierte en otro perfil que juega un papel importante dentro del acto sexual. Son prendas para disfrutar, para escapar de la monotonía, y en ocasiones son el complemento perfecto para activar la vida sexual de una pareja que quizás no piensa en muchos recursos para dejar a un lado la rutina. Elige tu papel, disfrázate y siente el placer de ser quien quieres ser en la cama. ¡Ah! Y si te decides, no olvides que en Dolce Love tenemos un amplio catálogo de los disfraces más erótica que puedas imaginar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.