Ejercicios Para Fortalecer La Vagina

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / Ejercicios Para Fortalecer La Vagina

Ejercicios Para Fortalecer La Vagina

kegel_exercises_web_b8baebccbceedb6dd8b92aefe8a73f88Aunque son muchos los ginecólogos que recomiendan fortalecer los músculos de la vagina y tonificar toda la musculación del suelo pélvico, son muchas las mujeres, por no decir la gran mayoría, las que no son conscientes aun de los grandes beneficios que este tipo de ejercicios reportan.

Algunas ya tienen en cuenta este mandamiento de la salud sexual, y de la salud general. Sin embargo muchas de ellas solo se acuerdan en momentos puntuales de su vida, como el periodo postparto, la menopausia, o cuando comienzan a tener pérdidas de orina. Hacen los ejercicios de Kegel o cualquier otra terapia similar durante un tiempo, y después los dejan.

Sin embargo, tonificar el suelo pélvico con esta práctica, y ejercitar la vagina, además de mejorar notablemente las relaciones sexuales, también influye en otra series de procedimientos del cuerpo humano, como la defecación, expulsión de gases, micción o problemas mayores por descolgamientos de órganos en la zona pélvica.

La realidad es que, al igual que cualquier otro músculo del cuerpo, si no se ejercita el suelo pélvico, se debilita. Por eso es importante ser conscientes de la necesidad de fortalecerlo y ¡ponerse manos a la obra!

Beneficios de tonificar el suelo pélvico.

Da igual la edad que tengas, ni tu condición personal. Tampoco es importante si tu vida sexual es muy activa o no. De cualquier manera, siempre es necesaria una ayuda extra, y ejercitarlos siempre, no solo por temporadas. Si los haces, notarás sus efectos en muchos sentidos:

  • Llegarás al orgasmo de forma más fácil, y te llevará menos tiempo conseguirlo.
  • Tu vagina aumenta su riego sanguíneo, y eso hace que se vuelva más sensible, por eso sentirás más placer.
  • Podrás controlar de forma voluntaria los músculos de tu vagina, y eso hará que puedan apretarlos y relajarlos durante la penetración aumentando tu placer, pero también el de tu pareja.
  • Un suelo pélvico fuerte previene problemas médicos como el prolapso uterino o la incontinencia urinaria.
  • Si los fortaleces antes y durante el parto, éste será más fácil y la recuperación será más rápida y sencilla.
  • Sentir más placer y proporcionar más placer aumenta la autoestima femenina, y eso hace la mujer proyecte una imagen mucho más atractiva, y que su deseo sexual aumente.

Anímate a hacerlo, porque solo te llevará unos minutos al día, y los beneficios son extraordinarios.

Ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico.

Los ejercicios de Kegel son los más conocidos y extendidos a la hora de fortalecer la musculatura pélvica. Aprender a hacerlos es importante y necesario. Al principio pueden parecerte aburridos y repetitivos. Pero si tomas el realizarlos como una rutina, acabarás haciéndolo sin darte cuenta, en cualquier momento y en cualquier situación.

¿Qué tipo de ejercicios se pueden hacer?

  • Contraer y relajar la vagina de forma rítmica.
  • Mantener la vagina contraída durante un tiempo determinado.
  • Repetir varias series de contracciones y relajaciones, o varias series de mantener la contracción.
  • Ve aumentando poco a poco el tiempo en el que mantienes contraída la vagina.
  • Estimulación eléctrica: se utiliza en los casos más graves, a modo de gimnasia pasiva, y normalmente en terapias profesionales. Se realiza durante 20 minutos cada tres días hasta que la musculatura coge algo de tono.
  • Prueba a hacer los ejercicios en distintas posiciones: sentada de pie, de pie con las piernas abiertas, etc.

Bolas chinas y pesarios vaginales.

Las bolas chinas son una solución ideal para perezosas, porque ayudan a ejercitar la zona pélvica de forma casi inconsciente. Los pesarios actúan igual, pero el peso a sostener es variable, de forma que puede irse aumentando conforme los músculos vayan necesitándolo.

Las bolas chinas llevan otra bolita en el interior de las que tú ves, y cuando, al llevarlas puestas andas o hacen algún movimiento, vibran. Esas vibraciones la que hace que los músculos se contraigan de forma involuntaria por el efecto del movimiento. Además, activan la circulación de la zona vaginal y eso provoca que sientas un cierto placer y que lubriques de forma natural.

Los pesarios funcionan bajo la misma filosofía, pero son más adecuados en casos en los que la musculatura pélvica se encuentra muy debilitada: después de un parto, o en edades avanzadas. Al introducirle cada vez más peso, pueden llegar a conseguir unos efectos más evidentes que los de las bolas chinas.

Sin duda, tanto las bolas como los pesarios, son recomendados por todos los ginecólogos. Elígelos de buena calidad, como los que tenemos en Dolce Love, y no dejes pasar un minuto más antes de empezar a poner en forma tu suelo pélvico.

Leave a Reply

Your email address will not be published.