Sexo, identidad sexual, diversidad sexual y orientación sexual

Home / Articulos / Sexualidad y Salud / Sexo, identidad sexual, diversidad sexual y orientación sexual

Sexo, identidad sexual, diversidad sexual y orientación sexual

diversidad_sexual_da5bd846725b480897818a3343bbd1aeAntes era fácil: hombre mujer, niño o niña, hembra o varón… y entre esos términos se encontraba escrita la historia de la vida de ese crío o esa cría. Y ahí se quedaba la cuestión de género, tan simple y tan llana. Ahora nuestras abuelas se pierden y han dejado de entender el mundo desde que a las personas, en vez de niños y niñas se les describe como homosexual, bisexual, transexual, asexual, intersexual, y hasta algo han escuchado por ahí de zoofílicos, e incluso masoquistas.

Y no son solo ellas las que se han hecho un lío con tanto término referido a la vida sexual de cada uno, sino que hay mucho desconocimiento sobre el tema y, aunque muchos “escuchan campanas, no saben dónde”.

Y es que la vida sexual de una persona no se define por el órgano sexual que porta al nacer. Vagina o pene. Sino que se desarrolla a lo largo de la vida dependiendo de varios factores. Y según lo haga, cómo y porqué lo haga, tendrá un nombre u otro.

Sexo y género

Algo que podría parecer tan simple se complica a menudo cuando se conjugan estos términos. El sexo es la cuestión más física relacionada con las características cromosómicas y los genitales que el bebé presenta a la hora de nacer: Supuestamente si el bebé tiene una combinación cromosómica XY, pene y testículos, le será asignado el sexo masculino. Si por el contrario sus cromosomas son XY y tiene vagina y vulva, su sexo será femenino.

Y ojalá todo fuera así de fácil, pero se dan casos en los que el sexo del bebé es difícil de asignar, como ocurre en los intersexuales, o los que suelen ser reconocidos como hermafroditas humanos. En ese caso, un bebé puede tener cromosomas XX y presentar un micropene o testículos al momento de su nacimiento. En este caso la asignación de sexo es muy complicada. Normalmente se hace sobre el sexo teóricamente predominante. Sin embargo, a la larga, la decisión de los padres puede no llegarse a corresponder con la identidad sexual del bebé en un futuro.

En cuanto al género, tiene mucho más que ver con “ser considerados de un sexo o de otro”. Es decir, el género es femenino o masculino, pero no tiene por qué corresponderse con el sexo genético. El género tiene que ver más con el “hecho de ser femenino” o “el hecho de ser masculino”: la forma de andar, de vestirse… por eso es obvio que hoy en día sabemos que no todos los hombres son masculinos, ni todas las mujeres femeninas.

Identidad sexual

La identidad sexual es una parte muy importante de nuestra sexualidad global. Podríamos definirla como el sentimiento consciente de pertenecer a un sexo otro, sea o no el correspondiente al de su asignación biológica. Es decir, sentirse varón, o sentirse mujer.

Es una suma de factores físicos, psicológicos, sociales e incluso ambientales, lo que hace que una persona se sienta perteneciente a un sexo u al otro.

Diversidad sexual

Es un fenómeno que se da en ciertas especies animales como por ejemplo la humana. Se refiere a que la mezcla entre sexo, género, y orientación sexual está desdibujada, sin definir y se mezcla constantemente.

La sexualidad comprende muchos aspectos como los deseos sexuales, la identidad sexual, las diferentes prácticas que llevan a cabo en el sexo… es decir, algo parecido a lo que somos, lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos.

Por eso, si hablamos de diversidad sexual, es hora de hablar de todas las variables que intervienen en la sexualidad: orientación sexual, identidad sexual y expresión sexual.

Orientación sexual

Es una manifestación más de la sexualidad de un individuo que está definida por que el objeto del deseo erótico. La orientación sexual clásica y aceptada hasta no hace mucho años (y hoy en día en muchos países, por desgracia), es de “hombre con mujer” y “mujer con hombre”.

La diferencia entre orientación sexual e identidad sexual está en hacia donde miramos: La identidad sexual es “cómo nos sentimos”, la orientación sexual es más hacia el exterior “cómo deseamos a los demás.

Leave a Reply

Your email address will not be published.