BUENAS VIBRACIONES

Home / Articulos / Productos / BUENAS VIBRACIONES

BUENAS VIBRACIONES

vibradores_3b9782e2b203530f70e95146d0fa88d3Si existe un tipo de juguete sexual que triunfa entre la población femenina, y parte de la masculina son los vibradores. Todo un clásico en el mercado erótico, que ha ido evolucionando a lo largo de la historia hasta alcanzar prácticamente la perfección en cuanto a la búsqueda del placer.

Y es que los vibradores son resultado de una curiosa historia. En 1880, el doctor Joseph Mortimer Granville inventó lo que se considera el primer vibrador de baterías. Su objetivo era crear un objeto, como herramienta médica para combatir un mal que en aquella época se conocía como “Histeria femenina”. Esas mujeres necesitaban satisfacer sus necesidades sexuales, y los médicos de la época las masturbaban manualmente hasta llegar al orgasmo. De esta manera eliminaban el deseo sexual femenino reprimido, que se consideraba incluso algo patológico.

En ese contexto, Mortimer Granville, creo el primer vibrador, para no tener que hacer “la terapia” de forma manual, y para que estas mujeres pudieran satisfacer sus necesidades en casa, sin necesidad de la ayuda médica. El nuevo invento eléctrico tuvo tanto éxito que en el siglo XIX incluso se ofrecía como terapia en algunos balnearios.

Además, resulta curioso, que el vibrador fue el sexto aparato doméstico en ser electrificado, mucho antes que otros más necesarios o más extendidos actualmente como la aspiradora o la plancha eléctrica que aparecieron varios años después.

Hoy en día, existen diversos tipos de vibradores con diferentes funciones, para satisfacer todo tipo de deseos sexuales.

Tipos de vibradores

Existe una gran variedad de ellos dependiendo de la zona que tienen como objetivo estimular:

  • Vibradores Prostáticos: Es un tipo de estimulador ideado especialmente para los hombres. Ya es conocido por muchos, que el “Punto G” Masculino se sitúa en la glándula prostática, y que a esta se accede por la zona anal. Por eso,, los vibradores diseñados para acceder a esta zona, tienen una curva especial diseñada para generar presión vibratoria en la zona donde se sitúa la glándula.
  • Vibradores para el Punto G Femenino: Al igual que los anteriores, tiene un diseño ergonómico totalmente ideado para llegar a la zona donde se sitúa el Punto G de las mujeres. Con la longitud y grosor necesario accede hasta él y proporcionan vibraciones de diferentes intensidades.
  • Vibradores para el clítoris: Los hay de diferentes formas y tamaños, y también combinados con los del punto G. Suelen tener mucho éxitos los masajeadores, que suelen ser pequeños objetos de diferentes formas y materiales, que emiten vibraciones dirigidas al clítoris. Los combinados, suelen tener forma de dildo o de vibrador del Punto G y cuentan con un pequeño apéndice que estimula el clítoris mientras se produce la penetración con el vibrador.
  • Anillos vibradores: Son una pequeña arandela flexible diseñada para colocarla en la base del pene, y que lleva incorporado un motor de vibración, que en el momento de la penetración roza el clítoris. Los hay con una vibración suave, que solamente emiten vibraciones que alcanzan al órgano del placer femenino, y otros con diferentes intensidades. En estos, las vibraciones más fuertes se transmiten a través del pene hasta las paredes vaginales, produciendo una sensación muy placentera en ambos miembros de la pareja.
  • Vibradores anales: Al igual que los vibradores para el Punto G, este tipo de aparatos están diseñados para vibrar mientras penetran analmente. Suelen ser más finos que los vaginales, y algunos tienen una anchura gradual, que ayuda a que la penetración anal sea menos dolorosa y más placentera.

Ejemplos de vibradores en el mercado

Bolas Vibradoras: Basadas en las bolas chinas tradicionales, llevan incorporado un motor de vibración que las hace vibrar de forma electrónica. Las hay con control remoto, que funcionan mediante un cable o a través de un mando inalámbrico. Pueden tener un uso vaginal o anal, depende de los gustos de cada uno, pero pueden estimular perfectamente el Punto G y la próstata. Además son muy beneficiosas en cuanto a la tonificación de los músculos vaginales.

Balas Vibradoras: Tienen forma de bala, como su propio nombre indica, con unos 5 a 7 centímetros de longitud y sirven para estimular toda la zona externa de los genitales, tanto el clítoris, como los labios, la vulva, el exterior del ano, e incluso otras zonas como los pezones.

Vibradores duales: Últimamente están muy de moda, sobre todo el WE-Vibe, un doble vibrador en forma de clip, que se “engancha” entre el pubis y la pared vaginal anterior, vibrando sobre el clítoris y el punto G a la vez, mientras además, permite la penetración. Todo un lujo de sensaciones.

Masajeadores Resistentes al agua: Están pensados para utilizarlos en el medio acuático, especialmente en la ducha. Los hay de diferentes tipos, y la mayoría de ellos con diseños divertidos y discretos, como por ejemplo traviesos pececitos o patitos de goma. Podrás tenerlo en la ducha, al lado del gel, sin que nadie pueda imaginar lo que puedes llagar a hacer con ellos…

Consejos básicos de utilización

Higiene: Es muy importante para evitar infecciones en los genitales. Para extremar las medidas de higiene, es recomendable que compres un producto específico para limpiar tus “aparatos” en profundidad. Y es totalmente necesario que lo hagas después de cada uso, y si el deseo te lo permite… también antes de empezar.

Utiliza lubricante: tus sensaciones serán mucho más suaves, agradables y placenteras. Puedes utilizar un lubricante compatible, de base de agua o de silicona. Si vas a utilizar un masajeador waterproof, mejor de base de silicona, ya que los lubricantes de base de agua se diluyen en la misma, y el efecto desaparece enseguida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.